Pueblos de Mallorca

Ruta por los pueblos más bonitos de Mallorca

Situada en las Islas Baleares, Mallorca es la isla más extensa del archipiélago, contando con una extensión de 3630 Km2 y la distancia máxima de punta a punta alcanza vagamente los 100 kilómetros. Se distribuye, a su vez, en un total de 53 municipios, los cuales nos van a transportar por diversos paisajes y entornos.

Conociendo todo lo anterior, está claro que Mallorca es mucho más que un lugar de vacaciones al que acudir en verano para disfrutar de sus playas y calas. Además cuenta con lugares cargados de historia y una espectacular Sierra de Tramuntana en la que encontraremos pequeños pueblos perdidos en las montañas.

Para ofrecer más valor a tus vacaciones, te vamos a recomendar una serie de pueblos y localidades de Mallorca que no te puedes perder durante tu estancia en la isla y por los que puedes planificar una ruta por los pueblos más bonitos de Mallorca.

Manacor

Situado en la costa sureste de Mallorca, encontramos el pueblo pesquero de Manacor, uno de los destinos más conocidos de la isla. Se trata de la segunda ciudad con mayor población de Mallorca (la primera es Palma) y es famosa por las perlas y porque el famoso tenista español Rafael Nadal nació aquí.

Podrás disfrutar del poblado prehistórico talayótico de Hospitalet Vell o de las cuevas del Drach y dels Hams. También habría que destacar Porto Cristo, que es el puerto natural de la ciudad y que tiene una playa y un paseo marítimo en el que dejarte llevar durante tus vacaciones.

Santanyí

Sin alejarnos de la costa sur, encontramos otro pueblo costero muy tradicional que se ha convertido en un gran reclamo para muchos famosos de talla internacional. Hablamos de Santanyí compuesto por un centro repleto de galerías y talleres que dan un aire muy singular al pueblo.

Entre sus atractivos encontramos el Parque Natural de la Isla de Cabrera, a la que podremos acceder a través de una excursión en barco, y sus 48 kilómetros de costa en la que podremos encontrar impresionantes calas donde pasar una gran tarde de sol y mar.

Portocolom

Portocolom pertenece al municipio de Felanitx y es un pueblo pesquero del que seguramente te enamores nada más llegar. Recibe su nombre por el famoso navegante Cristóbal Colón y ocurre porque una de las tantas teorías que existen sobre la proveniencia del descubridor de América, es que nació en este pequeño pueblo mallorquín.

Si te decides a visitar Portocolom te recomendamos que no te vayas sin pasear por su increíble muelle y que visites la Cala Marçal, ya que su playa de arena blanca de 150 metros no deja a nadie indiferente.

Alcudia

Llegando al norte de la isla tenemos Alcúdia, una de las poblaciones de veraneo más demandadas en Mallorca. Fundada por los fenicios, conserva su antigua muralla, siendo la única localidad de esta isla que posee este hallazgo arqueológico que atrae las miradas de muchos visitantes.

Su historia también es una historia de piratas, ya que Alcúdia fue muchas veces saqueada por estos ladrones marinos. Todo ello hace que merezca la pena pasar por la localidad y apreciar toda su historia, a través de su casco histórico y lugares de interés como el anfiteatro romano, considerado el más pequeño de España.

La oferta cultural se mezcla con la de ocio, encontrando en la localidad el maravilloso Puerto de Alcúdia o alguna de sus playas y calas en las que podrás disfrutar del mar y del sol durante tu estancia.

Artà

Al atravesar la bahía de Alcúdia, en el otro extremo encontraremos la localidad de Artà, un pueblo de Mallorca ubicado en el valle de la Serra de Llevant, un lugar con mucha historia.

Esto lo podrás comprobar al instante ya que uno de sus principales reclamos turísticos es la fortaleza del Santuari de Sant Salvador, datada su construcción en el siglo XVI y que posee un gran jardín con vistas al pueblo. Aquí también encontramos la ermita de Betlem, habitada por ermitaños hasta hace poco, y el poblado talayótico de Ses Païses.

Santa Ponsa

Santa Ponsa es un lugar ideal para pasar tus vacaciones de verano, aunque también cuenta con atractivos tanto naturales como históricos que pueden conseguir que los visitantes quieran acudir a la localidad independientemente de la época del año en la que te encuentres.

Se trata de una zona de alto standing ya que aquí se encuentran fincas y campos de golf, además de contar con múltiples yates en Port Adriano.

La ciudad de Santa Ponsa se ubica en el suroeste de la isla y tiene dos grandes playas muy conocidas, la Playa de Santa Ponsa (con 560 metros de largo) y la Cala de’n Pallisser, llamada la playa pequeña. Un lugar fenomenal para tus vacaciones en familia si buscas sol, playa y una oferta cultural amplia.

Sierra de Tramontana

Sin duda alguna Mallorca es conocida por sus playas pero no hay que olvidar que es un lugar lleno de paisajes y contrastes, encontrando también la cadena montañosa de la Sierra de Tramuntana, con una extensión de 90 kilómetros que abarca la costa noroccidental de la isla. En ellas se encuentran picos muy altos, siendo el más conocido el Puig Major que alcanza los 1445 metros. Esta región, compuesta por 20 pueblos, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y alguno de los pueblos que te recomendamos visitar son: 

Valldemossa

Hasta Valldemossa han viajado personajes tan reconocidos como el compositor Chopin, el cual calificó la zona como el lugar más bonito del mundo. El famoso músico se alojó en la Cartuja de Valldemossa, un lugar muy recomendado de ver ya que está construido sobre el que fuera el palacio del rey Sancho I de Mallorca.

Sóller

Llegados al famoso valle de las naranjas, encontramos la localidad de Sóller. Se trata de uno de los lugares más de moda en la isla y cada vez son más los que eligen ubicar su residencia vacacional en esta localidad. El porqué debería estar claro y es que se une la amplia oferta de playas y lugares de ocio veraniego con la posibilidad de hacer una gran cantidad de rutas de senderismos.

El encanto rústico que le confieren las casas antiguas y sus estrechas calles adoquinadas han conseguido que este sea catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España.

Deià

La fama internacional de Mallorca ha conseguido que personajes muy famosos acabarán sus días en alguna de sus localidades. Ejemplo es el escritor inglés Robert Graves que murió en Deià, lugar en el que tiene una casa museo dedicada a su figura.

Deià es otro de los lugares más emblemáticos dentro de la Sierra de Tramuntana y su historia consigue que cientos de viajeros acaben visitando el lugar y sus zonas más emblemáticas.

Pollensa

Ubicado en el norte de la sierra tenemos a Pollensa, el municipio más septentrional de Mallorca. Es un pueblo medieval con múltiples zonas de interés turístico como el Puerto de Pollensa o su Plaza Mayor, en la que podrás encontrar también su mercado tradicional, aunque para ello tendrás que subir el conocido como Calvario (unos 260 escalones).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *