La dieta mediterránea

La dieta mediterránea es conocida y muy valorada en todo el mundo. Se basa en el consumo de vegetales, verduras, frutas y hortalizas frescas y de temporada, como cebollas, tomates, pimientos, pepinos, berenjenas, calabacines, espinacas, naranjas, limones, pomelos, albaricoques, melocotones, melones, sandías y muchas otras que se consideran, no solo ricas, sino saludables. La dieta mediterránea se ha construido a lo largo de miles de años en este lugar del mundo.

El pan, los cereales y el aceite de oliva, considerado oro líquido en el resto del mundo, juegan un papel importante en la dieta mediterránea siendo imprescindibles en nuestra maravillosa dieta. Sin olvidar las legumbres y los frutos secos, siendo la almendra de Mallorca la más sabrosa del mundo.

Por lo tanto, los alimentos que se toman en la isla son, en general, bajos en grasas y favorecen más el consumo de vitaminas y nutrientes reparadores. Lo cual, es muy reconocido por los especialistas en una dieta equilibrada. Saben que la dieta mediterránea es pura salud.

Sabor mediterráneo en Mallorca

Además, el mar que rodea Mallorca también ofrece un pescado de calidad excepcional, envidiado en otras partes del mundo. En el mercado o lonja mallorquina encontraremos producto fresco y de sabor delicioso, que protagoniza muchos platos de la dieta mediterránea, como el pescado a la mallorquina, acompañado de verduras, una maravilla mediterránea.

El vino también forma parte del estilo de vida de la isla. En los últimos años, las bodegas de Mallorca han ganado numerosos premios, y la demanda del vino mallorquín ha aumentado considerablemente, tanto entre los residentes como entre los turistas.

Vino Mallorquín, poesía embotellada

En Mallorca encontramos aproximadamente 70 bodegas y dos denominaciones de Origen, siendo D.O. Binissalem la más importante, con una ruta de catorce bodegas patrocinada por esta denominación de origen.

Varias de la bodegas que se encuentran en la isla han abiertos sus purtas en los últimos años para ofrecer visitas y catas. Sin embargo, muchos de los mejores vinos mallorquines solo podrás ser degustados en estas bodegas o en los restaurantes de la zona. Por ello, si hay algo que todos amantes del buen vino deben hacer cuando visiten Mallorca es probar los vinos mallorquines en los restaurantes, terrazas y bares que visiten. Finalmente, no hay nada mejor que una buena comida típica de la tierra, una buena copa de vino y la compañía que tú elijas.

En Mallorca encontrarás una inmensa oferta de restaurantes  para todos los gustos y blsillos, entre los que destacan los restaurantes con cocina de mercado, inspirados en la dieta mediterránea, algunos de ellos con Estrella Michelin, que ponen a disposición de sus clientes expericias gastronómicas para los cinco sentidos.

Además, en los hoteles se preocupan por ofrecer, en sus menús, cartas y bufets, platos autóctonos para sorprender al visitante y que viaje también con el paladar mientras descubre la auténtica dieta mediterránea. En el caso de Holiday Center, ofrecemos una gastronomía variada en la que nuestros clientes podrán descubrir y degustar varios de los platos típicos mallorquines con una elaboración artesanal.

Productos de la tierra mallorquina

Las verduras, hortalizas, frutas, legumbres y otros productos locales que se venden por mercados repartidos por todas las islas, con un ambiente estupendo, son alimentos habituales de la dieta mediterránea, que se encuentran después en los restaurantes gastronómicos, muy comunes en las distintas zonas turísticas y en Palma, junto con los pescados que se ofertan en los establecimientos de costa El resultado es una cocina exquisita a base de alimentos buenos para la salud que, además, resulta muy adecuada para los meses de verano, en los cuales apetece llevar una dieta más ligera y refrescante.

Y, por encima de eso, la dieta mediterránea facilita llevar un estilo de vida saludable, en el que consumir alimentos y productos bajos en grasas –con el insustituible aceite de oliva- y buenos para la salud, sólo debe ser complementarlo con un poco de ejercicio para que todo sea perfecto. La dieta mediterránea no hace milagros, pero casi. No dejes pasar este año sin probar la dieta mediterránea, disfruta del sabor mediterráneo en Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *