La Catedral de Mallorca, monumento único en pleno paseo marítimo

Si estás planeando tu viaje a Mallorca, sin duda una de las visitas que no te puedes perder es la visita a la Catedral de Palma. Solo el hecho caminar por el paseo marítimo y ver la majestuosa catedral que parece presidir el paisaje de la capital mallorquina, es una experiencia que no te dejará indiferente.

La catedral, que te recomendamos ver iluminada durante la noche, y el mar mediterráneo al otro lado hacen de estas vistas un recuerdo inolvidable.

Otro de los atractivos de la Catedral son sus terrazas que, desde julio de 2016, están abiertas al público. Desde las terrazas de la Catedral de Mallorca las vistas son simplemente espectaculares, y hay pocos lugares en la isla en los que tendrás la oportunidad de sentir la sensación que ofrecen la vistas y el entorno de las terrazas de la catedral.

Desde Sun Beach, te aconsejamos que tengáis en cuenta que las visitas a estas terrazas se realizarán sólo durante los meses de verano, en diferentes turnos, con un máximo de 25 personas en cada grupo de lunes a sábado.

Esta parte de la visita solo es para mayores de 13 años, y los menores de 18 deben ir acompañados de un adulto.

Sin embargo, la visita al interior de la catedral es para toda la familia, y se puede visitar durante todos los meses del año.

 

Estilo y arquitectura, arte en estado puro.

 

La Catedral de Mallorca, conocida popularmente como La Seu, es, sin duda, el monumento más emblemático de Mallorca. La catedral, que se alza en pleno paseo marítimo de la capital balear, domina la bahía de Palma con su atractivo, su grandeza y la visión tan espectacular que ofrece a todos los que tienen el privilegio de poder contemplarla en persona cuando visitan Mallorca.

Además, es un símbolo del patrimonio histórico de la isla, ya que esta increíble construcción gótica sintetiza perfectamente los últimos ocho siglos de su historia.

Fue en el siglo XIII cuando se empezó a construir lo que conocemos como la Catedral de Mallorca. Ésta se caracteriza por su estilo gótico levantino, y por su impresionante rosetón conocido como el “ojo gótico”, que es de hecho uno de los mayores rosetones del mundo.

La Catedral de Mallorca está formada por una planta basilical de tres naves diferenciadas, cerrada por una cabecera formada por tres ábsides. La gran nave central mide 43,30 metros de altura por 19,30 de anchura, mientras que dos naves laterales tienen una altura de 29 metros por 10 metros de anchura. La luz penetra en el interior de la Catedral a través de los 7 rosetones y los 83 ventanales, que caracterizan el interior de la catedral. Este efecto de luces y coloridos que caracteriza el interior de la catedral y lo convierte en un espacio casi mágico, ha hecho que la conozca como “la catedral de la luz”.

 

Catedral de Mallorca, su historia

 

La historia de la Catedral de Mallorca está vinculada a la historia de la monarquía mallorquina. Considerado como el monumento gótico mallorquín más emblemático, los inicios de la catedral se remontan al siglo XIII, con la conquista de Madina Mayurqa en 1229. Jaime I, rey de Aragón y conde de Barcelona, ordenó la consagración de la antigua mezquita mayor a la Virgen María, como templo para el culto cristiano.

La Seu fue construida sobre el acantilado donde se asentaba la ciudad romana de Palma, la majestuosa catedral se asoma por encima de una muralla, pasando por un lago de más reciente construcción, que convierte el espacio en pura armonía para acabar en las orillas de la bahía de palma con unas vistas increíbles a mar abierto.

Cuando se construyó la catedral, el acantilado sobre el que se alzaba se encontraba limitado por el mar, lo que convertía a la Catedral de Mallorca en la única catedral gótica que se reflejaba en el agua. Actualmente se ha conseguido el mismo efecto gracias a la construcción del conocido Parque del Mar con la que la silueta de la Catedral se refleja nuevamente sobre un lago artificial de agua salada que simboliza de alguna manera este mar que antiguamente tocaba la muralla.

Horario de visitas de la Catedral de Mallorca:

Si visitas la isla, está claro que una de las visitas obligadas es la Catedral de Mallorca. Y, sin duda, una de las visitas casi obligadas es la catedral de Mallorca por dentro. No te queremos adelantar demasiado, pero te aseguramos que vale la pena entrar a la catedral para admirar desde dentro lo que ya desde fuera es impresionante.

Solo te diremos que si entras a la Catedral, podrás entender por qué se la conoce como la “Catedral de la luz”.

Horarios de visitas y apertura al público de La Seu:

 

  • 1 abril – 31 Mayo / Octubre:
    De lunes a viernes de 10:00 a 17:15
  • 1 Junio – 30 Septiembre:
    De lunes a viernes de 10:00 a 18:15
  • 2 Noviembre – 31 Marzo:
    De lunes a viernes de 10:00 a 15:15

* Todo el año: Sábados de 10:00 a 14:15

La Catedral de Palma de Mallorca, visita para toda la familia

Aunque las terrazas de la catedral no sean una opción para los más pequeños, la visita a la Catedral de Mallorca es un plan perfecto tanto para adultos como para niños. Las luces, las vidrieras y rosetones que llenan de colores este monumento llamarán la atención de los más pequeños. Además, la visita es totalmente accesible para familias con niños y bebés, pudiendo usarse carritos de bebé. Así que, si estás de vacaciones en Mallorca con niños, dar un paseo por el paseo marítimo de Palma, tomarse un helado artesano en una de las muchas terrazas que llenan de vida la zona y visitar la catedral es el plan perfecto para disfrutar de un día en familia.

Un comentario en “La Catedral de Mallorca, monumento único en pleno paseo marítimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *